Retraso en el habla | El uso del móvil puede causarlo

El retraso en el habla de tu hijo podría ser una consecuencia del empleo del móvil. Entérate de qué modo la tecnología lo afecta negativamente

Un retraso en el habla es uno de los aspectos de la crianza que suelen preocupar a los padres. Tradicionalmente, la capacidad de comunicación constituye un tema de comparación. El mío ya dice tal o cual; es parte de una charla típica de las madres. Si tu hijo todavía no expresa nada quizás la causa sea el móvil.

Criar niños no es fácil, en especial si la madre trabaja fuera del hogar. Así que, por lo general, se recurre a ciertas “nodrizas” para entretenerlos. En el pasado se utilizaba el televisor y más recientemente los Smartphones y las tablets, para distraerlos. Veamos el impacto de tal decisión.

"Los trastornos del lenguaje dificultan de manera más o menos persistente la comunicación lingüística, afectando no solo aspectos fonológicos, sintácticos o semánticos... sino también intelectuales y de la personalidad" - Wikipedia.org -  

¿El retraso en el habla es causado por estos dispositivos?

Según un estudio de la Academia Americana de Pediatría, los bebés que utilizan dichos aparatos corren un gran riesgo. Es cierto que los juegos y dinámicas virtuales los distraen y, por esta misma razón, suprimen sus deseos de aprender a hablar. El niño se entretiene y adquiere muchas habilidades; pero, no presta atención a su entorno ni siente la necesidad de comunicarse con los demás.

No todos los pequeños son iguales, ni aprenden al mismo ritmo. Por tanto, aclaremos que, se trata de una demora real si el bebé tiene:

  • Entre 12 y 15 meses y nunca ha dicho una palabra. El hecho de que el infante ya camine y ni siquiera diga "papá” sería preocupante.
  • 18 meses y pareciera que no entiende lo que oye. Porque, en forma natural, ellos comprenden lo escuchado, aunque no sean capaces de responder oralmente.
  • 3 años y es incapaz de construir oraciones sencillas.

Retraso en el habla-Niños-Mamás360

¿Qué se recomienda en estas circunstancias?

El problema está asociado al tiempo que los niños dedican a interactuar con estos aparatos. Por eso, los expertos aconsejan no permitir su empleo antes de los 18 meses. Y aun entonces y hasta el quinto cumpleaños, limítalo a un máximo de una hora diaria. El material admisible debe incluir juegos u otros contenidos educativos apropiados a su edad.

No consientas que tu pequeño se quede solo con el dispositivo, la supervisión es perentoria

Al compartir con él esos períodos aprovechará mejor la experiencia, aprenderá y, además, se sentirá estimulado a expresarse. A los escolares deben fijárseles límites sobre la duración y el tipo de contenido a acceder.

Concluyendo, un retraso en el habla de tu hijo podría provenir de un uso incorrecto del Smartphone o tablet. Espera hasta que tenga al menos año y medio para dejarlo jugar con contenidos adecuados. Asegúrate de que estos dispositivos no le quiten el tiempo necesario para comer, dormir, ejercitarse y compartir con con la familia y otras personas.

slogan-Mamás360

No hay comentarios

Agregar comentario