El pene del bebé | Su cuidado e higiene

El pene del bebé y en general la zona genital, requiere una atención particular. Aprende aquí todo lo que debes saber sobre su cuidado e higiene  

Es normal que una madre primeriza tengas dudas en relación con el pene del bebé y cómo proceder. Especialmente, porque hay creencias populares que se transmiten de una generación a otra respecto a las medidas a tomar. ¿Te contaron que por la fuerza haz de retraer el prepucio y revelar el glande? Continúa leyendo para que descubras la verdad del asunto.

En los recién nacidos la piel que cubre el órgano sexual está adherida casi en su totalidad. Por lo que apenas el orificio de salida de la orina queda libre, dificultándose ligeramente la limpieza genital. ¿Es necesario emplear algún método para solucionarlo? No, se trata de una condición corriente que de forma natural se irá resolviendo.

Algo de luz acerca del tema

La fimosis es una situación en la que el prepucio de un hombre adulto no puede retirarse completamente del glande. Se considera una patología si causa dificultades para orinar o copular. Existen diversas formas de corregirla, incluyendo un procedimiento quirúrgico. Al nacer, casi todos los niños presentan este estado, pero ello no es para angustiarse.

Las glándulas del surco balanoprepucial producen ciertas sustancias y en los niños pequeños dicho fluido no tiene salida, por ende, se acumula creando depósitos que, en ocasiones, se infectan. En ese caso, se aplican antibióticos en crema, induciendo la sanación al cabo de pocos días.

Existen la circuncisión, que es una intervención quirúrgica alternativa para eliminar el prepucio. Sin embargo, no en todas las culturas se aplica este método. Es un proceso que solo algunos practican por motivos religiosos, específicamente los judíos y musulmanes lo tienen como tradición. También hay médicos que lo consideran apropiado.

"La circuncisión (del latín circumcidere, que significa "cortar alrededor") es una operación quirúrgica o ritual que consiste en cortar circularmente una porción del prepucio del pene humano"- Wikipedia.org -

El pene del bebé - mamas360 - cuidados

¿Cómo cuidar apropiadamente el pene del bebé?

El proceso mediante el cual la piel protectora del órgano llega a ser totalmente retráctil, es lento. De manera que la fimosis natural desaparece poco a poco durante la etapa de la infancia e incluso en la pubertad. Por tanto, no intentes forzar la situación, ocasionándole dolor y traumas a tu hijo. Si halando le produces heridas se formarán cicatrices que restarán flexibilidad al tejido.

Lo que sí debes lograr, es mantener la higiene de la zona, incluyendo los testículos y el ano. Lava con agua y un jabón delicado la parte visible del glande, sin frotar con pañitos ni toallas. En cada cambio de pañal asegúrate de que no queden restos de orina o heces, limpiando cuidadosamente toda el área.

Seguramente otros padres experimentados den consejos de cómo asear los genitales del bebé, pero sé cauteloso de cuáles adoptarás. Cualquier duda mejor la consultas con el pediatra para evitar acciones perjudiciales

En conclusión, no tienes que hacer nada para forzar que baje completamente el prepucio del bebé. No es obligatorio, ni tampoco apropiado halarlo para eliminar las adherencias. A lo sumo, se utilizan cremas corticoides que suavizan los tejidos y acortan el período de desaparición de la fimosis. En realidad, lo único aconsejado es mantener una práctica de limpieza continua y adecuada de los genitales.

slogan-Mamás360

No hay comentarios

Agregar comentario