Los brotes de crecimiento | ¿Qué son y cómo se manifiestan?

Los brotes de crecimiento ¿Sabes qué son y cómo se manifiestan? descubre acá esa crisis que afecta tanto al bebé en sus primeros meses como a la madre

Durante la lactancia materna, algunas mujeres pasan por una serie de etapas o procesos que no siempre son de fácil manejo. En este post le explicamos a las madres todo acerca de esta difícil etapa: los brotes de crecimiento.

Esta fase (también conocida como la crisis del crecimiento) suele identificarse cuando el bebé llora, se incomoda o se estresa. Ello debido a que la producción de leche es baja en comparación con el apetito que él demanda.

De igual forma podemos decir que es el llamado “lenguaje del recién nacido”. Es así, como el bebé desea transmitirle naturalmente al organismo de mamá que se necesita un poco más de producción mientras es alimentado

Pero cuando los brotes de crecimiento suceden, el niño intenta succionar descontroladamente para obtener lo que busca. Esto puede ser en la mayoría de los casos doloroso y agobiante tanto para el pequeño como para su madre.

mama360-32x32 (1) Los brotes de crecimiento y la fórmula exitosa

Como es bien sabido, la fórmula exitosa de la lactancia materna siempre ha sido “a mayor demanda mayor producción”. Por lo tanto, no existen trucos de magia, ni bebidas estimulantes que puedan cambiar la naturaleza de esto. Solo se trata de estimular el pezón con regularidad. Sin duda, de esta forma el cuerpo de la madre responderá inmediatamente a lo que se le incita.

"Lo maravilloso de la infancia es que cualquier cosa es en ella una maravilla" - G.K. Chesterton - escritor y periodista británico

mama360-32x32 (1) Períodos frecuentes en los que se manifiesta

Se ha podido evidenciar que los patrones de tiempo en los que se manifiesta este brote de crecimiento son casi similares. Por esta razón, debes conocer los momentos claves en los cuales los brotes se podrían dar durante el desarrollo del lactante:

1.- Primeros días de nacido 

En la mayoría de los casos, específicamente de 2 a 3 días después de nacido, hay cambios importantes. De los requerimientos mínimos pasan a tener necesidades considerablemente demandantes, debido a que su estómago comienza a crecer.

2.- De la segunda semana al cuarto mes

De la segunda a tercera semana al tercer y cuarto mes, la leche tiende a cambiar de sabor. Sin duda, esto genera un cambio, al cual debe acostumbrarse y evidentemente, la rutina se altera.

3.- Los seis meses

Incluso puede que se presenten cambios aún hasta los 6 meses. Pero en esta etapa mamá e hijo se conocen perfectamente y es mucho más fácil identificar cuáles serán los pasos a seguir para lidiar con algún problema.

4.- No te angusties

En cada brote de crecimiento el bebé dará señales de su nuevo ritmo, luego volverá a la normalidad. Los síntomas disminuyen, y al cabo de 3 días parece que nada ha pasado. Dichos eventos son característicos a medida que se van generando cambios en el lactante que implican madurez.

En estos momentos hay tantas novedades juntas. A la llegada de un nuevo integrante a la familia se suman episodios que pueden desorientar por completo a los padres. Estos pueden generar tanta angustia, que no se sabe cuál es la manera correcta de actuar.

No te aflijas, es normal, nada malo está sucediendo, solo debemos ir adaptándonos poco a poco. Recuerda que este pequeño no tiene otro lenguaje diferente al del llanto y la irritabilidad y son los brotes del crecimiento una forma de manifestar sus cambios.

5.- La desesperación es mala consejera

Un error común que se puede cometer es suponer que el llanto es porque la leche materna no satisface al pequeño. No acudas a la sustitución a través de fórmulas hasta que no indagues lo que sucede con el pediatra.

Si has llevado un proceso de lactancia exclusiva exitoso, felicidades. Por tal razón, no hay motivo para “caer” en soluciones apresuradas que no tienen relación con lo que están viviendo.

mama360-32x32 (1) Síntomas que se presentan en los brotes de crecimiento

Asegura e identifica si está o no presentando los siguientes síntomas del brote:

  • Querer mamar constantemente de forma desesperada y con intervalos de tiempo cortos entre cada toma.
  • Llorar inconsolablemente, se llega a tener la percepción de que tiene algún dolor o enfermedad.
  • Necesidad de apego a mami y sentirse cerca.

Es un momento agotador física y emocionalmente. Sin embargo, fortalecer la paciencia, consultar a un especialista, leer al respecto y obtener la ayuda posible de familiares, será beneficioso durante este complicado proceso

Los brotes de crecimiento - mamas360 - Cambiosmama360-32x32 (1) Brotes de crecimiento | Consejos

Si ya identificaste el problema y efectivamente se trata de los brotes del crecimiento, te invitamos a que practiques los siguientes consejos:

Evita salidas y paseos

Evita salidas y paseos en esos días, estos no serán nada divertidos y agradables. Ten en cuenta el estado de ánimo de ambos, que puede estar en esos momentos de forma temperamental. De lo contrario, el cansancio se podría potenciar.

Amamántalo 

No le niegues el pecho, si se estresa o llora es importante que succione, el proceso será rápido, la producción aumentará y con ella volverá la rutina. Amamantarlo el tiempo que más puedas calmará la ansiedad que genera.

Mantén la calma durante los brotes de crecimiento

Busca la calma, respira y recuerda que a través de la lactancia se transmiten tus emociones. Así que, aprovecha el momento para brindarle a tu hijo seguridad y mucho amor.

No debes dudar en ningún momento lo bien que lo estás haciendo. Siempre mantente dispuesta a informarte sobre todo lo que ocurre durante el crecimiento de tu pequeño.

slogan-Mamás360

Preguntas frecuentes sobre los brotes de crecimiento

A continuación, te explicamos las características de cada una de estas crisis principales que se producen durante la etapa de lactancia.

Preguntas frecuentes 1 - Brotes de crecimiento - Mamás360

¿Qué son los brotes o crisis de crecimiento?

Llamamos crisis, brotes o pasos de crecimiento a situaciones en las que el bebé parece no estar satisfecho con la producción de leche de su madre. Afortunadamente, la mayoría de los bebés experimentan estas situaciones a una edad similar, lo que nos permite comprender su comportamiento.

Durante estas etapas y primeros meses de vida el bebé modifica la demanda de lactancia produciendo cambios en el comportamiento, coincidiendo con una fase de rápido aumento de peso, altura y perímetro cefálico.

¿Cuándo son los brotes de crecimiento?

Los bebés generalmente experimentan un estirón de crecimiento entre las dos y tres semanas de edad, las cuatro y seis semanas, y nuevamente alrededor de los tres meses de edad. Se requiere que alimente al bebé con mucha más frecuencia durante estos brotes de crecimiento.

¿Cuáles son los brotes de crecimiento?

Los brotes de crecimiento son etapas por las que pasa un bebé durante los primeros meses de vida en las que se modifica la demanda de lactancia materna y se producen cambios en el comportamiento, coincidiendo con una fase de rápido aumento de peso, altura y cabeza.

¿Cuáles son los síntomas del Brote de crecimiento?

El bebé tiene hambre todo el día. De pedir pecho 2 a 3 horas, quiere mamar constantemente, cambia sus patrones de sueño y está más irritable de lo habitual.

¿Cómo puedo saber si mi bebé tiene un brote de crecimiento?

Algunos de los signos son los siguientes: Parece tener hambre todo el día. La única forma de que modifique su alimentación y satisfaga sus necesidades de crecimiento es exigir más comida.

¿Cuántas crisis de crecimiento hay?

Se producen tres grandes crisis de lactancia: de 15-20 días, los 3 meses y 6 meses. Aunque cada bebé es único y algunos no las sufren, o las sufren en otros momentos.

¿Cómo son los brotes de crecimiento en el recién nacido?

Las crisis de crecimiento duran pocos días (2 a 3) y menos de una semana. Hay que tener paciencia y confiar en que todo volverá pronto a regularizarse. Este consejo es para todas las crisis: es útil dar el pecho en un lugar tranquilo, medio a oscuras y sin ruidos.

Brotes de crecimiento a los 2 meses

Dura de 3 semanas a un mes. Esta crisis tiene algunas características especiales: Con frecuencia, el bebé empieza a llorar poco después de empezar a tomar el pecho, dando la sensación de que lo rechaza.

Brotes de crecimiento 3 meses

La "crisis de los 3 meses" afecta tanto a la madre como al bebé y es una etapa de las más "complejas y delicadas". Tarda aproximadamente un mes en normalizarse la situación. El bebé no pide el pecho con frecuencia y que puede interpretar la madre de varias formas: no tiene o quedo con hambre, no quiere comer o la rechaza.

Crisis de crecimiento a los 4 meses

En las tomas antes de dormir (nocturnas por lo general) está inquieto, nervioso o exigente.  No se amamanta con frecuencia o pide teta llorando. Las madres piensan que el bebé quedó con hambre, que su leche no es suficiente o que es necesario darle leche artificial inmediatamente.

Brotes de crecimiento 5 meses

Los bebés duermen menos por la noche, al despertar están alterados y quieren la teta con desespero. Esta crisis no se relaciona con la producción de leche, son cambios de los ritmos fisiológicos del sueño.

Brotes de crecimiento 6 meses

Es un momento puntual que se produce durante la lactancia donde el bebé cambia su comportamiento al mamar: puede enfadarse, se agita, llora cuando se le ofrece de comer, o está prácticamente 24 horas pegado al pecho, como si nunca estuviera satisfecho.

Brotes de crecimiento 1 año

Las crisis suelen duran unos días, la producción se regula y todo se regulariza. Los brotes de crecimiento son parte del desarrollo normal de los niños, que crecen exponencialmente en el transcurso del primer año de vida.

mama360-64x64 (1)

No hay comentarios

Agregar comentario