Estimulación Prenatal | Las mejores técnicas

La estimulación prenatal te hace parte activa del embarazo. Conoce aquí las técnicas para aplicarlas a tu bebé logrando una gran vinculación emocional

En la antigüedad, una mujer embarazada esperaba el momento del parto para iniciar la educación de su hijo. Pero, actualmente se sabe que ella puede jugar un rol insustituible en el desarrollo integral del bebé, desde la gestación. Por medio de la estimulación prenatal crearás una condición que ayudará a mejorar la salud y la felicidad de ambos.

Se trata de un grupo de ejercicios que realiza la gestante para desarrollar los sentidos del niño. Así se excita la visión, audición y hasta el gusto y el tacto del feto. Por otra parte, se favorecen las habilidades motoras e incluso sociales que la persona utilizará en su vida extrauterina. Continúa leyendo y descubriendo que hacer y cuando.

Con voz amorosa y tierna transmítele el mensaje a tu hijo de que su llegada es esperada con ansias

Técnicas visuales y auditivas de estimulación prenatal

Los ejercicios deben iniciarse comenzando el segundo trimestre del embarazo. Ten siempre presente que el estímulo más importante es la comunicación, por lo que constantemente debes hablarle.

Los estímulos visuales incluyen tenderte al sol con la barriga desnuda. O prueba a practicar juegos lentos con una linterna, alumbrando el vientre. La idea es encenderla/apagarla, acercarla/alejarla y moverla en círculos. De ese modo, la criatura sigue la luz, aumentando su coordinación y enfoque. Dale variedad usando hojas de papel de distintos colores.

Se ha demostrado que un infante es capaz de reconocer una historia escuchada repetidas veces en el útero. Asimismo, que desde la vigésima semana reconoce y reacciona a la voz de mamá. Estimular con música suave, preferiblemente instrumental, que lo sosiega e impulsa el aprendizaje y la conexión con el mundo exterior. Acércate a la naturaleza, sus sonidos mejorarán la adaptabilidad del niño al medioambiente.

Estimulación prenatal - mamas360 - Auditiva

Técnicas táctiles y motoras

A todos nos gustan las caricias. Para incentivar el sentido táctil de tu hijo aplícate suaves masajes al vientre mientras le hablas. Utiliza una presión leve y varía la intensidad y el área de contacto, según su respuesta; interactuando con él. Déjate caer agua tibia con delicadeza sobre esta región durante el baño.

La posición del niño cambia de acuerdo con la postura que tú tomes. Intenta modificarla alertando su percepción del equilibrio. Una pelota de Pilates te será muy útil: rebota suavemente o haz movimientos circulares/laterales con la cadera. También puedes nadar, bailar o balancearte en una mecedora. En cualquier caso, se cuidadosa, no vayas a cansarte en exceso ni caerte y hacerte daño.

"Cada niño que viene al mundo nos dice: Dios aún espera del hombre" - Rabindranath Tagore - Premio Nobel de Literatura

Finalmente, ciertos alimentos (por ejemplo, el chocolate) funcionan como estimulación prenatal; sin embargo, no conviene abusar de los mismos. Practicando estos sencillos ejercicios te relajas favoreciendo el crecimiento del bebé y facilitando su adaptación al universo externo. Además, refuerzas el vínculo afectivo entre ustedes y lo predispones a ser más tranquilo e inteligente.

slogan-Mamás360

No hay comentarios

Agregar comentario